El mármol es uno de los materiales más usados en todo el mundo debido a su  versatilidad y belleza. De hecho, cada vez son más los decoradores y arquitectos que lo usan en sus diseños debido a sus impresionantes acabados y colores. Hay para todos los gustos y tanto para interior como exterior. Eso sí, al instalarlo en tu hogar debes tener en cuenta de que necesita de cuidados específicos para mantenerlo en perfecto estado. Y, por supuesto, pulirlo es muy importante para lograr mantenerlo brillante. ¿Sabes cómo hacerlo? En este artículo te contamos paso a paso cómo debes pulir el mármol de tu hogar para que quede perfecto.

Metodo para pulir mármol

  • Prepara muy bien el mármol. Es importante que antes de pulirlo limpies bien el mármol para que no quede ningún tipo de residuo. Si quieres hacerlo de forma casera te aconsejamos mezclar agua y vinagre y pasarlo sobre la superficie. También puedes hacerlo con un producto específico. Recuerda que debes eliminar toda grasa y suciedad que se pueda quedar. Al acabar, sécalo con un trapo.
  • Es conveniente esperar un mínimo de veinticuatro horas para que seque por completo antes de ponerte a pulir.
  • Usa un pulidor. Si el mármol que deseas pulir está rayado, tendrás que usar un pulidor para conseguir retirar la primera capa.
  • Ten en cuenta que si el mármol se encuentra rodeado por otros materiales, tendrás que separarlos debidamente con cinta adhesiva o con papeles. Sino lo haces podrías dañar seriamente la otra zona.
  • Echa una pequeña cantidad en el mármol y notarás como la capa de arriba queda en un color mate. De este modo se abrirá el poro del mármol para conseguir eliminar las rayas y desperfectos.
  • Para echarlo correctamente tendrás que aplicarlo con un algodón empapado con agua haciendo movimientos circulares para que el producto entre de forma correcta.
  • Al acabar recuerda eliminar toda la capa que se ha quedado arriba.
  • Deberás repetir este proceso al menos cada tres o seis meses dependiendo del estado de tu suelo

Pulidor casero

Si quieres pulir el mármol de forma natural puedes hacerlo con una mezcla fácil y sencilla que devolverá a tu suelo, pared o encimera todo su brillo. Tan sólo tendrás que mezclar tres cucharadas de bicarbonato unido a una cuarta de agua mineral (un vaso normal). Si quieres pulir una gran zona, ve multiplicando las cantidades hasta que tengas la pasta correspondiente. Para aplicarla utiliza un palo limpio que no presente irregularidades. Eso sí, ¡prohibido pisar al menos en tres horas! Pasado este tiempo tendrás que eliminar la mezcla con otro paño seco y limpio.

Así que ya sabes, pulir el mármol de tu hogar hará que de nuevo vuelva a tener esa belleza y brillo que tenía al principio. Sigue nuestros consejos y verás como vuelve a parecer nuevo. Recuerda que la limpieza es primordial, así que usa productos específicos para este tipo de superficie y lograrás mantenerlo limpio y pulido por mucho más tiempo. ¡Devuélvele a tu hogar el brillo que se merece!