Cómo abrillantar el mármol

El mármol es un material que, pese a ser bastante resistente, necesita de unos cuidados básicos. Unos cuidados que, sino se respetan, pueden llevar a que pierda su brillo del primer día y a que no luzca tal y como tú desearías. En primer lugar para su limpieza te recomendamos que sólo uses agua y jabón neutro. Pasa la mezcla con un paño y sécala rápidamente. En el caso en el que quieras más, debes saber que tienes que pulir el mármol al menos una vez al año y tienes que limpiar las manchas automáticamente en el momento en el que se produzcan. Si en este caso no te bata con el agua y el jabón, prueba con el vinagre. Eso sí, siempre frotando suavemente y eliminando la mezcla en seguida con agua abundante.

El limón exprimido es muy efectivo para abrillantar el mármol y tan solo tendrás que pasar la mezcla con un paño sobre la superficie para conseguir hacer que brille. Déjalo actuar al menos una hora y pasa una bayeta húmeda por encima.

Si tu suelo o pared ha perdido el brillo a causa de alguna mancha, te recomendamos que apuestes por lijarlo suavemente con una lija lisa. Por ejemplo, otra cosa que funciona muy bien son las cuchillas de afeitado. Ten en cuenta que nunca debes de frotar de forma muy dura y que primero deberás aplicar un poco de agua para ablandar la superficie.

Pasos para abrillantar el mármol

  1. Lo primero que debes hacer antes que nada es limpiarlo. Coge una esponja húmeda con agua y jabón, tal y como te hemos dicho anteriormente, y pásalo por la superficie para que no quede ni un solo rastro de suciedad o residuo. Acláralo con agua sin nada y espera a que se seque antes de continuar.
  2. Existen muchas formas de abrillantar el mármol. Una, como ya te hemos dicho es con jugo de limón pero te contamos una más. Mezcla tres cucharadas de bicarbonato con un cuarto de agua (equivale a un vaso más o menos) y aplícala con la ayuda de un paño. Deja que la mezcla repose durante al menos cinco horas y a continuación elimina lo que pueda quedar con agua tibia.
  3. Cuando lo tengas listo, te aconsejamos que uses un lustrador para conseguir que la mezcla. Lo puedes comprar en cualquier tienda de hogar o supermercado y no solo conseguirás que brille más sino que, además, lograrás que dure más tiempo y que perder el brillo sea más complicado.
  4. Recuerda que debes pulirlo al menos una vez al año para que todos los trucos que te hemos comentado lleguen a buen puerto.

Como ves el mármol pese a todo, es muy fácil de limpiar y basta con unos pequeños pasos para que luzca en perfecto estado durante años. Así que, si estás pensando en abrillantar tu suelo o pared, sigue nuestros consejos y verás como incluso, te puedes ver reflejado en él. El mármol da un toque muy elegante a tu hogar así que vamos a hacer que luzca como toca.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *